Hoy acaba la temporada 2011-2012, una temporada aciaga para mí, pues, como sabéis, la lesión de cadera que me obligó a pasar por el quirófano me impidió competir a partir de marzo, terminando con mis ilusiones de estar en Londres. Mañana empieza la temporada 2012-2013 y las ilusiones se renuevan. Estos casi 6 meses que han pasado desde la operación han sido meses de muchísimo trabajo, pero parece que han dado sus frutos y me encuentro bastante bien de la cadera, aunque soy exigente y espero mejorar aún más. Cada vez se resiente menos cuando hago un entrenamiento fuerte y en los primeros kilómetros de marcha está respondiendo francamente bien. Por eso me estoy volviendo a ilusionar con volver a competir un 50 km, cada vez lo veo más cerca.

Pero la temporada no es lo único que cambia, también cambio de club y es que, a partir de mañana, formo parte del UBU-Caja Burgos-Campos de Castilla. Han sido 10 años estupendos en el Benacantil-Puerto de Alicante, donde me han tratado y valorado de una forma inmejorable, tanto en lo deportivo como en lo personal y resulta duro marcharse, pero la difícil situación económica a veces te hace tomar decisiones también difíciles y ahora empiezo una nueva etapa con un nuevo club y rápidamente me he ilusionado con ayudarles a acabar lo más alto posible en la liga.