Recuperado casi sobre la campana de los problemas en los pies que me surgieron en el campeonato de España de 20 km, ha llegado el momento de competir en el de 50 km. Como explica la RFEA en su nota de prensa el campeonato se disputa en la localidad portuguesa de Montijo, pues se hace coincidir los de los dos países. Mañana nos desplazamos al país vecino, donde el sábado a las 14:00 (15:00 hora española) se dará el pistoletazo de salida.

Cuando uno se pone en la salida de una prueba tan larga, tiene un primer objetivo de acabar, aunque no debo ocultar que lo que me gustaría es estar en las medallas y conseguir la clasificación para la Copa de Europa de Marcha.

La hora de salida no es habitual para un 50 km, prueba que casi siempre se disputa en las primeras horas de la mañana, aunque no es la primera vez que compito esta distancia a estas horas, pues ya lo hice en mi debut en la prueba larga de la marcha en 2002 en La Coruña. En principio mi idea es desayunar algo más fuerte de lo habitual y no comer, salvo un pequeño tentempié un par de horas antes, que es lo que he probado en algún entrenamiento y que considero lo mejor, aunque no somos todos iguales y supongo que a cada persona le irá mejor una cosa.

La lista de participantes es algo más amplia de lo que se presumía, a pesar de alguna ausencia destacada. Mucho ánimo para todos. ¡Vamos allá!