Tras varios meses trabajando en solitario para recuperarme bien de la operación en la cadera, hoy por fin he vuelto a entrenar con mis compañeros de grupo, y estaba como un niño con zapatos nuevos. Aunque aún tengo que seguir trabajando la fuerza, movilidad y propiocepción de la zona operada, ya voy corriendo cada vez más kilómetros y la articulación esta respondiendo bien, lo que me ha permitido integrarme en la pretemporada de mi grupo, a la espera de que cuando vuelva a marchar todo esté ya completamente en orden.

Como os decía he empezado a entrenar con mucha ilusión, este año además contamos con la incorporación de gente nueva, todos jovencitos, y eso es bueno para el grupo, que se va rejuveneciendo pero mantiene el excelente ambiente que siempre ha tenido. Es mi 12ª temporada a las órdenes de José Antonio Quintana y aunque se presenta a priori dura por la travesía del desierto que supongo me espera para volver a la élite, no hace falta que os diga que confío en mí y sé que con trabajo conseguiré alcanzar de nuevo mi nivel y quien sabe si superarlo. Gracias a tod@s por el apoyo estos meses, os seguiré contando…