Casualidades de la vida, mi reencuentro con la victoria ha sido en el mismo lugar y competición donde había conseguido la última. Tenía muchas ganas de competir en el Trofeo Cerro Buenavista tras el buen resultado de Toledo y confiaba en hacer 43 minutos o menos si todo marchaba bien. Me he encontrado muy bien de salida y al pasar el primer kilómetro con el grupo en 4:25 he decidido cambiar un poco para que la cosa fuera más rapidilla. Mis compañeros Marc Tur e Iván Pajuelo me han ayudado en estos primeros compases de la prueba, manteniéndose Corchete a nuestro lado en todo momento. Y así hemos llegado al km 5 con un crono de 21:35, momento propicio para endurecer el ritmo (4:04) y Marc aguantó muy bien, así que caminamos juntos hasta el km 8, en el que ya no pudo aguantar y me dejó disfrutar con tranquilidad del dulce sabor de ganar una carrera otra vez, rodeado de mucha gente importante en mi vida, un momento único después de los sinsabores de la temporada pasada. Finalmente 42:31 según mi crono (no he visto resultados oficiales) y unas sensaciones impresionantes. Además desempato con Pinardo y consigo mi 5º triunfo absoluto en la prueba. Ahora a coger aire y seguir trabajando, que me queda una bonita preparación de 50 km por delante.