Ya de vuelta en Navacerrada, voy a hablaros un poquito de la prueba de esta mañana. A las 9:00 estaba programada la prueba de 10 km marcha, así que a las 6:00 ya estaba en pie. No me he levantado muy fino, tenía mucho cansancio de las kilometradas de esta semana, pero un café y la motivación de competir a 3 km de casa, con mi familia y amigos cerca, me han hecho saltar a la pista dispuesto a darlo todo, luchar por una medalla y a disfrutar de la competición. A pesar de todo no quería obsesionarme con los ritmos y le dejé el reloj al padre de mi compañero Álvaro Martín en el último momento. Arrancaba la prueba y Miguel Ángel López ya demostraba que no sólo quería ganar, sino también una gran marca y la consiguió, la mejor del mundo este año hasta el momento. Yo me quedaba a rueda de Álvaro, con Arcilla, Benjamín y Corchete pegados a nosotros. Álvaro fue tensando cada vez más la prueba hasta que nos quedamos solos y yo ya sólo pensé en asegurar el bronce, puesto que Álvaro se puso bestial en el 2° 5 km, terminando por batir el récord de España junior con 39:52. Yo acababa tercero con 41:32, creo que una buena marca para la que llevaba encima, y muy feliz, no puede ser de otra forma cuando ganas una medalla delante de los tuyos y sólo te derrotan dos grandes como los que me han ganado, tanto en lo personal como en lo deportivo. Ojalá lo borden en Moscú.
Por lo demás hay que pasar página rápido, puesto que el objetivo importante es el 50 del mundial, queda muy poquito ya y hay que darlo todo para redondear una grandísima temporada.

De Temporada 2012-2013