Casualidades de la vida, el día que empieza el atletismo en los Juegos Olímpicos a los que no he podido acudir he tenido la revisión de los 3 meses tras la cirugía de la cadera. Todo va bien, el hueso está perfectamente corticalizado según los médicos y puedo empezar a introducir más impacto, así que iré introduciendo progresivamente minutos de carrera continua en medio de las caminatas. Por lo demás, contaros que estos meses han sido duros en la piscina, el gimnasio y la elíptica, pero lo bueno es que la progresión parece que es la adecuada. Eso no quita pasar molestias de vez en cuando, pero cada vez son menos y más suaves, así que encaro la siguiente fase con muchos ánimos y mucha ilusión, con ganas de pronto poder entrenar normal.