Realmente no siempre es lo mejor competir en pretemporada, pero, por otro lado, la diversión no siempre está reñida con la preparación, y siempre se puede competir (sin dar el 100 %, por supuesto) a la vez que se promociona o da lustre a una prueba por el simple hecho de ponerse un dorsal, a la vez que se pasa un buen rato haciendo lo que a uno le gusta.

El pasado sábado 26 de septiembre tomaba la salida con ese espíritu en la Milla de Suanzes, prueba que se celebra muy cerquita del barrio donde viví de pequeño y donde me inicié en el atletismo, y que tiene la particularidad de disputar una milla de marcha, homenajeando a Jesús Ángel García Bragado. Fue una prueba divertida junto a mi compañero Diego García Carrera, que no tuvo muchos problemas para vencerme, pues en estas distancias poco puedo hacer ante él. Lo importante es la promoción que se hace de nuestra especialidad en esta prueba, algo que hay que agradecer al Club de Atletismo Suanzes.

Por lo demás, la preparación sigue su curso: kilómetros, gimnasio, circuitos de fuerza, trabajo preventivo… Todo suma para llegar en buen estado de forma a las citas importantes.

De Blog