#pasionporcompetir es el hashtag que ha lanzado la RFEA este año para la difusión de nuestro deporte en las redes sociales. No podía estar más acertado. Independientemente de las motivaciones de unos u otros, esa pasión esta presente en la gran mayoría de los atletas que conozco.

Cuando yo empecé a sentir esa pasión por competir no imaginaba que me fuera a llevar a un mundial de atletismo, y aquí estoy en Navacerrada preparando mi 5º Campeonato del Mundo, que se celebrará en Londres del 4 al 13 de agosto.

Ha sido una temporada distinta, una temporada de cambios. He tenido que adaptar mucho las cargas de entrenamiento a lo que mi cuerpo puede soportar ya a mis 37 años, para ello la labor de mi entrenador José Antonio Quintana ha sido fundamental. Además me he embarcado en nuevas aventuras laborales. Desde septiembre empecé a entrenar jóvenes atletas en Runnymede College (ojalá les haya transmitido algo de pasión por competir) y en marzo empecé a trabajar para Premium Madrid donde sigo ejerciendo la Fisioterapia y la Podología con la misma pasión que siempre. Ahora son muchas más horas de trabajo semanales y la recuperación es tanto o más importante que el entrenamiento. Como igual de importante es conciliar en lo posible la vida familiar.

Pero todo está saliendo bien, parece que uno pone pasión y su entrenador le ayuda, sus compañeros le ayudan, en sus trabajos le ayudan, su familia le ayuda… Todo es tan fácil así que uno sólo puede sentirse agradecido. Pero ahora queda lo más difícil y a la vez lo más bonito, la gran cita del año, el Campeonato del Mundo. Queda muy poquito y ya hay muchas ganas de tomar la salida y hacer ese último esfuerzo porque la ocasión lo merece. Sé que hay mejores cosas que hacer un domingo de agosto, pero os invito a que el día 13 a las 8:45 AM (7:45 hora británica) sigáis los 50 km marcha y disfrutéis con mi PASIÓN POR COMPETIR

IMG_20170315_223729_150