Aunque hoy en día con las redes sociales es fácil ir poniendo al día a la gente que te sigue de tus andanzas, inquietudes y retos, siempre hay momentos en que te apetece retomar el blog para ser un poco más amplio, personal o simplemente escribir con más calma. Y qué mejor momento que EL MOMENTO, el hashtag-eslogan que se ha escogido para este precioso Campeonato de Europa que se nos avecina y que claramente refleja que para la mayoría de nosotros es el momento del año, incluso para muchos será el momento de sus vidas.

Pero para llegar a este momento antes ha habido que pasar por miles de momentos que son muchísimo más anónimos. Parece fácil a un año vista poner la atención en el objetivo del europeo, pero en medio quedan cientos de circunstancias que van marcando el camino, añadiendo curvas, obstáculos, desvíos y, por qué no, también diversión, compañía y satisfacción a casi un año de preparación para un sólo objetivo.

Durante estos últimos meses siempre he tenido al fondo el objetivo de este campeonato de Europa, pero al final uno se centra en su día a día y se va poniendo retos continuamente para hacer más llevadera una rutina diaria bastante “cargadita”. A pesar de que no voy a negar que entrenar 50 km y conciliar con la vida familiar y laboral cuesta su trabajo, no me gusta nunca nunca usarlo como excusa ni quejarme por ello, al revés, me siento afortunado de poder dedicarme a todo lo que me gusta (atletismo, fisioterapia, podología, mi familia) y de que tanto en mi grupo de entrenamiento como en Premium Madrid (mi trabajo) me den las facilidades necesarias para hacer todo compatible. Como os decía antes, lo ideal es encontrar un pequeño reto para cada momento…

La temporada empezó muy bien, con un invierno con buenos resultados en pruebas cortas como la Espada Toledana o Getafe. En el Nacional de 20 km también tuve buenas sensaciones y, aunque llegaba muy bien a China para el Campeonato del Mundo por Equipos, no salió como esperaba y además me costó recuperarme. Fue clave tener paciencia y seguir trabajando. Poco a poco he ido mejor y estas últimas semanas, con el impulso que me ha dado además mi nueva paternidad, están siendo las mejores del año. En el Campeonato de España Absoluto refrendé ese buen estado de forma con un resultado bastante aceptable.

Y ahora, a punto de viajar a Berlín con todas las ganas e ilusión del mundo, no me queda más que agradecer a familia, amigos, grupo de entrenamiento, empresa y compañeros de trabajo su apoyo, y por supuesto a los que de una manera u otra me ayudan: MizunoVoice Sports, Fundación Madrid por el Deporte, San Sebastián de los Reyes, así como RFEA y CSD y, por supuesto, a todos los que me apoyáis y me animáis por redes sociales.

¡Va por vosotr@s!

 

2018-08-02_08-30-45