Como la mayoría sabréis, la RFEA ha estado inmersa en las últimas fechas en un proceso electoral que ha dado como vencedor de nuevo a Odriozola, que será presidente durante los próximos 4 años. A diferencia de otros años, esta vez si ha contado con una importante oposición y creo que eso ha sido importante para que salieran a la palestra nuevas propuestas, ideas, etc. Pero no esperéis que entre en valoraciones sobre una u otra candidatura.

Sobre lo que os voy a hablar es un poco sobre la nueva estructura técnica de la federación. Antiguamente el presidente ejercía también de director técnico, contando con responsables para cada sector. De cara a estas elecciones, las dos candidaturas llevaban en su programa la figura de un director técnico independiente, de modo que entre las funciones del presidente no estuviera la de entrar en la parcela técnica. Yo creo que el 99% de los que formamos parte del atletismo estamos de acuerdo en eso.

Con la victoria de Odriozola, será Ramón Cid quien se encargue de dirigir la parte técnica de la federación. Esta misma semana, como ha sido recogido en algunos medios, algunos atletas residentes en Madrid intentando dar cabida a todos los sectores nos reunimos con él en la sede de la RFEA para conversar sobre los temas de mayor interés para nosotros. En primer lugar nos quedamos con una impresión muy positiva sobre el talante que tiene Ramón y su predisposición a escucharnos y a tener en cuenta nuestras opiniones, sugerencias, demandas, inquietudes… Los atletas somos los auténticos protagonistas del atletismo y creo que nos merecemos, al menos, ser escuchados. Todo esto supone un cambio con respecto a la etapa anterior. Se nos expuso un poco las ideas para este período (criterios de selección más objetivos, priorizar más los resultados con la selección en la consecución de becas…).

En lo que se refiere a la marcha, el hasta hace poco tiempo atleta de 50 km Santi Pérez será el responsable del sector. Durante esta semana también he tenido contacto con él y la primera impresión ha sido positiva en cuanto a que se aprecia un cambio en disposición al diálogo, actitud, ganas e intención de mejorar entre todos el sector.

En definitiva creo que las intenciones de la nueva parte técnica y su actitud son buenas y representan un cambio importante de cara a la etapa anterior y creo que sus ideas son buenas para los atletas y nuestros entrenadores, que somos los protagonistas de esto. Ahora sólo nos queda esperar que cumplan con estas intenciones y que el resto de colectivos que forman parte del atletismo (directivos, federaciones autonómicas, clubes, etc.) miren también en favor del atletismo y les dejen actuar con independencia, porque es entre todos de la forma que podremos construir un atletismo mejor.